Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Japanese Portuguese Russian

 

 

 

Cómo llegar a la ciudad

 

Singapur es uno de esos “países-isla” (o mejor dicho, conjunto de islas) al que podemos llegar de diversos modos. De todos estos medios para llegar, el más conocido es el avión. Singapur no solo dispone de un aeropuerto sino que es un HUB (un aeropuerto importante de conexiones con otros países). Por ello, la mayoría de turistas acaban llegando desde todas las partes del mundo mediante avión. La conexión en metro y bus con la ciudad es muy buena, de modo que sino llegamos a altas horas de la madrugada no vale la pena coger un taxi si queremos ahorrar.

 

El otro modo de llegar a Singapur es hacerlo por carretera, a través de la vecina Malasia. Son muchos los turistas que optan por visitar Singapur durante su estancia en el país del norte, de modo que hay diversos autobuses al día que nos acercarán a este destino.

 

Sobre la temperatura

 

El clima ecuatorial de Singapur garantiza altas temperaturas todo el año. De hecho, Singapur tiene una media entre 24,1 y 31 ºC.

 

No hay una época ideal para visitar este país ya que todas las épocas son más o menos iguales. Destacan por calurosos los meses de abril y mayo mientras que los más húmedos son los meses de Noviembre a Enero. Las lluvias son habituales aunque esporádicas, como en muchos otros lugares con clima tropical.

 

Cómo desplazarnos por Singapur

 

Si en alguna ciudad podemos recomendaros NO alquilar coche, esta es Singapur. Su transporte público es uno de los mejores del mundo, con autobuses, trenes y metros que nos llevarán a todas partes sin necesidad de coger un coche privado. Además, aquí el vehículo privado es una opción muy cara ya que dentro de ciudad existen peajes invisibles (basados en pórticos que leen la tarjeta de crédito que deben llevar todos los coches).

 

Como curiosidad, encontramos dos tipos de trenes dentro de ciudad: los trenes MRT y los LRT. Mientras que los primeros son más parecidos a los trenes subterráneos los segundos utilizan un sistema de tranvías. A nivel práctico eso nos da igual, debemos tomarlo todo como un metro. Todos los billetes están integrados, de modo que nos es indiferente entrar en un tren u otro.

 

Por otro lado, la ciudad dispone de diversas líneas de autobús turístico, una buena alternativa si queremos huir del calor y centrarnos en los puntos más turísticos.

 

Cómo desplazarnos fuera de Singapur

 

Normalmente los turistas que visitan la ciudad no salen de las partes más turísticas. Sin embargo, si queremos ir a ver algunas islas (Isla Sentosa sobretodo), podemos llegar tanto en tren como en autobús. Para otras islas menos habituales deberemos buscar otros transportes marítimos.

 

 

Sobre la peligrosidad

 

Nada que temer. Como mucho algún hurto al descuido, de modo que siempre debemos tener vigiladas nuestras pertenencias, pero Singapur es uno de los países más seguros.