Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Japanese Portuguese Russian

Cómo llegar a la ciudad

 

Lo más habitual es hacerlo a través de su aeropuerto Kuala Lumpur International Airportt (KLIA)o Kuala Lumpur International Airport 2 (KLIA 2). Ambos aeropuertos están al lado y la diferencia es que el primero acoge vuelos más lejanos mientras que el segundo, aun también tener vuelos internacionales, son más dirigidos a países cercanos operados principalmente por Air Asia. El aeropuerto está a unos 74 kilómetros, por lo que debemos tenerlo presente si solo estamos de paso unas horas. Llegar a la ciudad puede hacerse de diversos modos: taxi (1 hora), tren rápido (30 minutos) o autobús ( algo más de una hora). Sin duda el tren rápido es una buena opción ya que salen cada pocos minutos, pero no es precisamente barato. Los autobuses nos dejaran algunos en la estación de autobuses KL Sentral o en el mismo barrio chino (más céntrico).

 

Otros turistas, sin embargo, llegan desde sus países vecinos (Tailandia por el norte y Singapur por el sur) con autobús. La mayoría de buses pararan en la estación KL Sentral, aunque como turistas es mejor que paremos en la estación Puduraya (barrio chino).

 

El país tiene una red de carreteras y autopistas bastante buena, además de disponer de muchos aeropuertos repartidos por diferentes partes del territorio.

 

Normativa básica de aduanas

 

Para entrar a Malasia, si eres ciudadano de la Unión Europea, entre otros países, no hace falta visado. Si no es el caso, puedes consultar esta web donde, además de informar de los países que requieren visado, nos da una información muy valiosa sobre trámites de aduanas y sus límites para todos los visitantes.

 

Debemos tener en cuenta que la normativa con el tráfico de drogas, como otros países de la zona, es muy dura, con penas que pueden llegar a la condena a muerte.

 

Sobre la temperatura

 

Encontraremos temperaturas cálidas siempre ya que la ciudad está muy próxima al ecuador. Las temperaturas van desde los 23 hasta los 33ºC. Si que podemos encontrar más precipitaciones entre septiembre y diciembre. Recomendamos ropa corta, cómoda y algo que combata el arduo sol.

 

 

Cómo desplazarnos por KL

 

Aunque estamos en una ciudad con una área metropolitana bastante grande, las atracciones turísticas no están lejos uno de la otra por lo que no es ninguna locura caminar. Sin embargo, una muy buena red de metro, mono raíl y tren nos permitirá llegar a todos los puntos sin necesidad expresa de coger un taxi. Encontraremos algunos buses metropolitanos gratuitos, además de buses turísticos.

 

En la imagen podemos ver un mapa de las líneas de conexión de metro, tren y monoraíl (fuente original).

 

Cultura y religión

 

La mayoría de la población es musulmana aunque hay un gran número de culturas venidas de otros puntos asiáticos como China o Índia. Encontraremos muchas mezquitas, templos chinos y templos hindú pero también veremos iglesias cristianas y templos budistas. Muchos grupos culturales tienden a juntarse en algunos barrios, algo muy valorado por los turistas ya que nos sentimos viajar a diferentes lugares del mundo sin salir del país. Dentro de estos barrios podremos ver sus actividades culturales, sus músicas, sus tiendas o disfrutar de las distintas comidas. Malasia es un ejemplo de mezcla cultural, sin duda.

 

 

Sobre la peligrosidad

 

 

Nada que temer más que los pasos de peatones, ya que a veces cruzar la calle nos puede parecer un poco complicado. Eso no quita que la ciudad está más “civilizada” que otras del sud-este asiático, por lo que es bastante fácil caminar por sus calles aunque el coche juegue un papel importante. Sobre los delitos, Malasia no presenta un índice de delincuencia o peligrosidad que debamos temer, aunque siempre debemos vigilar nuestras cosas para no sufrir un hurto, como en la mayoría de puntos turísticos mundiales.