Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Japanese Portuguese Russian

Si disponemos de un día suelto y ningún medio de transporte, esta ruta es la más indicada. Con solo una línea de tren podremos admirar una de las obras modernistas (y en concreto, de Gaudí) además de una de las bellezas naturales más singulares de Barcelona. Se trata de la Colònia Güell y de Montserrat, dos de los sitios más visitados de los alrededores de la ciudad.

 

Visitaremos primero Montserrat. Cada una de las visitas puede durar lo que el usuario necesite, no marcaremos tiempos. Sin embargo, para ir sobrados de tiempo, la Colonia no debería visitarse más tarde de las 15h, si es que queremos contactar con el centro de información turístico y, sobretodo, si es invierno (todo cierra más pronto).

La ruta empezará en Plaça Espanya, donde cogeremos la línea R5 de Ferrocarrils de la Generalitat que nos llevará directos a Aeri de Montserrat o Monistrol de Montserrat. No marcamos hora, pero para empezar estaría bien que fuera sobre las 8-8'30 h. La estación de destino también depende de nuestra elección. La primera opción hará que lleguemos con un telecabina mientras que en la segunda llegaremos con un tren tipo cremallera. En Plaça Espanya podemos comprar una entrada combinada que aglutina el tren y el cremallera. Para los indecisos, el cremallera es una opción un poco más barata (unos 2-3 Euros por persona).

 

Una vez llegamos a Montserrat podemos visitar el monasterio, el museo o bien optar por una excursión por las cumbres de estas singulares montañas. También podemos optar por subir con el funicular hasta las partes altas sin cansarnos. Si optamos por esta opción, antes de comprar los billetes del cremallera es mejor informarnos ya que hay descuentos (son la misma empresa). El aéreo va totalmente por separado en esto.

 

Cuando nos cansemos, deberemos volver a la estación de Ferrocarriles, donde cogeremos el mismo tren de vuelta. Nuestra estación de destino será Colònia Güell. Sin embargo, la línea R5 no tiene parada en esta estación por lo que debemos apearnos en la parada Can Ros o Sant Vicenç dels Horts y coger cualquiera de las líneas S33, S4 y S8.

 

 

Cuando lleguemos a la Colonia, debemos salir de la estación y buscar la calle que parte de la antigua nave industrial de ladrillo, la cual era la antigua fábrica textil. Si nos internamos unos 300 metros pronto nos encontraremos en medio de la Colonia Güell, donde podremos ver la Cripta de Gaudí o otros edificios singulares. Recordamos que el centro de información, en invierno, cierra alrededor de las 17h de la tarde, aunque si llegamos tarde siempre podemos visitar la Colonia a nuestro aire.

 

Con esta visita finaliza la ruta. Para volver podemos coger cualquier tren de la Vía 1, ya que todos paran en Plaça Espanya, nuestro lugar de partida.

 

MAPA – link

 

 

Fotografía:

 

Published in Rutas Barcelona
Sábado, 21 Marzo 2015 00:00

Qué ver de Barcelona en 2 días

Este itinerario está pensado para todos aquellos que vengan un fin de semana, por ejemplo. Nosotros hemos valorado que se dispone de ambos días íntegramente, por lo que si alguien no dispone de estos dos días le recomendamos cortar el recorrido o no acceder a los lugares de visita para poder verlo todo. También se ha planteado la ruta para que, si se hace un fin de semana, lo que se visite no esté cerrado, por lo que no recomendamos cambiar lo que sería el día 1 (sábado), de lo del día 2 (domingo). Si no es fin de semana y no es lunes (recordamos que muchos museos están cerrados), no importa el orden en que lo hagamos.

 

DÍA 1

 

Iniciaremos temprana nuestra ruta, sobre las 8'30. Partimos de Plaça Catalunya subiendo por Passeig de Gràcia, donde podemos contemplar la calle más famosa de la ciudad así como el escaparate de la burguesía en el siglo XIX y principios del XX. En esta calle podemos ver gran lujo de detalles, con edificios que destilan clase además de historia. Aquí encontraremos las tiendas más caras de la ciudad.

 

En esta calle haremos dos paradas importantes. Una será en la llamada “Isla de la discordia”, ubicada entre el carrer Consell de Cent y carrer Aragó, a nuestra izquierda. En ella podemos contemplar diversos edificios muy trabajados en sus diseños y materiales, además de grandes ejemplos del modernismo. Se trata de la Casa Lleó i Morera , de Lluís Domenech i Montaner, la Casa Ametller, de Puig i Cadafalch, o la conocidísima Casa Batlló, de Antoni Gaudí. Recomendamos concentrarnos en esta última, una de las más conocidas. La otra parada importante es unos metros más arriba, a la altura de la calle Provença, a nuestro lado derecho. Se trata de la Pedrera (o también llamada Casa Milà), también de Antoni Gaudí, y otro de los puntos más típicos de la ciudad.

Podemos visitar cualquiera de estas casas, aunque desde Guiring recomendamos que se visite sobretodo la Casa Batlló o la Pedrera. Si no vamos muy holgados de tiempo o dinero (las entradas son caras), podemos escoger entre una de estas dos simplemente ya que, aunque no tienen nada que ver una con otra, si no queremos profundizar más con una sola visita basta.

 

Cuando finalizemos estas visitas bajaremos otra vez a Plaça Catalunya, bien sea por el mismo Passeig de Gràcia o por la calle paral·lela, Rambla Catalunya, también muy agradable de transitar. Con esta pincelada de la Eixample (la Barcelona del Siglo XIX-XX) damos por cerrada la visita al barrio, ahora bajamos a la Barcelona medieval. Podemos comer en este camino o en cualquier local del Barrio Gótico, que es donde nos dirigimos.

 

Ahora visitaremos la parte antigua de Barcelona haciendo un recorrido por sus Ramblas. Una vez estemos en Plaça Catalunya debemos buscar las Ramblas. Por ellas nos desplazaremos hasta el mar, para así poder hacernos una idea de la Barcelona antigua haciendo paradas en determinados puntos.

 

Pero vayamos paso a paso. Una vez empecemos el descenso pronto nos encontraremos una fuente, la Font de Canaletes, la cual es la fuente más conocida de la ciudad. Aunque sea muy simple, recomendamos visitar el espacio que en Guiring le hemos reservado para que los turistas puedan hacerse una idea de lo que ven. Si seguimos bajando por las ramblas, encontraremos las paraditas de flores o otros productos tan típicas de este enclave. Para ubicarnos, a nuestra izquierda nos quedará el Barrio Gótico (la parte más antigua y muy interesante para perderse) y a nuestra derecha el barrio del Raval (también interesante pero no tenemos tiempo).

 

Pararemos en el mercado de la Boquería, que nos queda a nuestra izquierda una vez pasemos el Carrer del Carme (lo veremos fácilmente). Podemos internarnos en sus paradas y adquirir uno de sus zumos naturales o otros productos para hacer un tentempié que, aunque sea más caro de lo habitual, seguramente es de buena calidad. También es un muy buen lugar donde comer, sobretodo en sus paradas-restaurantes, con sus sabrosas tapas. Cuando nos cansemos (tenemos que ir rápido), volvemos a las Ramblas y seguimos bajando. Pasaremos por encima (literalmente hablando) del mosaico de Miró. Pasado el Carrer de Sant Pau, encontraremos a nuestra izquierda el Liceu, un edificio modernista destacado, mientras que justo a su altura encontraremos también la Plaça Reial. Recomendamos hacer una pequeña pausa para verla y volver después de nuevo a las Ramblas. Seguiremos el itinerario hasta el final de las Ramblas, encontrando el monumento de Colón. Si lo queremos, podemos entrar, pero puede que vayamos un poco justos de tiempo. Debería no ser más tarde de las 17'30horas.

 

El siguiente paso es cruzar el puente del Port Vell. Para llegar a él simplemente debemos bajar un poco más al mar, ya que el puente se concibió como una prolongación de las ramblas al mar. Aquí disfrutaremos de la relación de Barcelona con el mar. Aunque durante muchos años la ciudad vivió de espaldas al mar, este fue el motivo de su fundación por parte de los romanos, dado que era un puerto natural. Las vistas del puerto desde el puente giratorio (si, aunque parece fijo, se puede abrir para dar salida a los barcos más altos) son magnificas. Llegaremos al centro comercial, pero desde Guiring consideramos que, por solo dos días, es mejor centrarse en la ciudad.

 

Si pasamos por en medio del centro, pronto nos encontraremos ante una zona ajardinada. Simplemente debemos cruzarla. A nuestra derecha se encuentra el Aquarium, el acuario más grande de Europa. Si queremos verlo todo, no es conveniente entrar, pero eso no quita que es una agradable atracción. También podremos ver un pequeño submarino de madera, el Ictíneo II de Narcís Monturiol, réplica del original.

 

Volvemos a tierra. Justo allí podemos ver el Palacio del Mar, una antiguo almacén marítimo que hoy alberga el Museu d'Història de Catalunya. Estamos en las mismas, es un museo muy interesante, pero hay poco tiempo. Mejor subimos por el Barri Gòtic. Es el momento de conocer bien este barrio, el más antiguo de Barcelona. Llegaremos hasta Plaça Sant Jaume. ¿Como? De la mejor manera que podemos hacerlo aquí, perdiéndonos a nuestro aire. Nosotros os dejamos una alternativa bonita en el mapa interactivo, pero no tenéis porqué seguirla.

 

Aquí nos encontramos en el centro administrativo de la ciudad. A un lado tenemos el Ayuntamiento y al otro la Generalitat de Catalunya. Para saber cual es cual un truco es mirar que tipo de policía lo custodia, ya que el Ayuntamiento está custodiado por Guàrdia Urbana, mientras que la Generalitat lo está por los Mossos d'Esquadra. Giraremos por Carrer Llibreteria, hasta Carrer del Veguer, donde entraremos en la Plaça del Rei, una de las más bonitas de Barcelona.

 

Seguiremos hasta la Catedral. Podemos ir callejeando o volver sobre nuestros pasos hasta la Plaça Sant Jaume y coger el Carrer del Bisbe, el cual nos lleva directos. Una vez nos cansemos de mirar el templo, podemos callejear para seguir viendo el barrio o ya finalizar. Una calle típica para pasear y ver las principales tiendas es Portal de l'Àngel.

 

DÍA 2

 

Empezamos el día visitando el Parc Güell. El parque abre a las 08:30, recomendamos ir temprano. Seguiremos nuestro camino hasta otro de los principales puntos turísticos, la Sagrada Familia. Podemos coger el metro o la línea de bus 92 que nos deja muy cerca.

 

Recomendamos que ambas visitas finalicen sobre la hora de comer para ir en el tiempo adecuado.

Lo siguiente que haremos será llegar a Arc de Triomf, donde podemos admirar el arco que simula el arco romano. Bajaremos por la avenida que este preside hasta el Parc de la Ciutadella. Se trata del parque más conocido de Barcelona y, si es domingo, uno de los puntos que más actividad tiene. Aquí podemos relajarnos. Una vez lo deseemos, saldremos por la otra puerta, la que da acceso al Passeig Picasso. Toca internarnos en el Barrio del Born. Pasaremos al lado del mercat del Born, un interesante museo (El Born Centre Cultural). A través del Passeig del Born llegaremos a la Basílica de Santa María del Mar, una de las dos principales iglesias. Podemos perdernos por la zona, aunque quedará un último punto que visitar, el Palau de la Música. Podemos ir directamente por Via Laietana o bien callejear.


Si queremos ver más, estaremos al lado del Barri Gòtic, l'Eixample o el Born, así que si vamos bien de tiempo podemos repetir algún lugar que nos gustó.

MAPA 

 

Fotografías:

 

Published in Itinerarios Barcelona