Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Japanese Portuguese Russian
Miércoles, 18 Noviembre 2015 00:00

Los tres lugares naturales preferidos de la UNESCO

Written by 
Rate this item
(1 Vote)

Si dejamos a parte los Parques Naturales, los cuales ya os presentamos, encontramos estos otros tres sitios naturales destacados de la geografía española. Aunque se trata de lugares donde la naturaleza es la protagonista, estos tres lugares escogidos por la UNESCO tienen detrás la acción del hombre en algún punto de su creación. Después de este artículo ya os avanzamos que el resto de lugares tiene la mano del hombre como protagonista, dejando a un lugar secundario la fauna y la flora.

 

Entrando ya en la selección, es importante ver como la interacción humana con la natural no tiene porqué ser negativa siempre. Estos tres ejemplos son la mejor manera de ilustrarlo. En cada una de ellas el hombre ha actuado sin tener muy presente mantener el ecosistema. El resultado son tres modos de interacción muy distinta: en las Médulas, los romanos se cargaron el ecosistema y crearon uno nuevo; en Elche, los musulmanes introdujeron una especie vegetal (la palmera datilera) como protagonista de una amplia zona, interactuando con el sistema presente; finalmente, en la Sierra de la Tramontana el ser humano se adapta a la oreografia complicada de un monte escarpado, condicionando sus pueblos y agricultura a las pendientes del lugar.

 

Pero esto es una lista, así que dejamos de enumerar pequeños detalles de cada uno de los lugares para adentrarnos más profundamente en ellos.

 

 

1. Las Medulas

 

Fotografía: Frog17 – Wikimedia Commons

 

Fruto de la explotación minera romana, hoy encontramos las Médulas, un paisaje tan insólito que ha sido protegido como Monumento Natural en 2002 y como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1997. Se trata de la mayor mina de oro a cielo abierto que tenía el imperio romano. La explotación funcionó desde el año 26 a.C. hasta el siglo III, extrayendo de ella posiblemente 1.000.000 de kilos de oro y siendo el lugar de trabajo de entre 20.000 y 50.000 personas. Una vez abandonado, la naturaleza se apoderó de nuevo del conjunto, llenando de vegetación las escarpadas montañas rojizas que habían quedado. El resultado, pues, es un hermoso paraje natural con cierto pasado minero y romano que merece la pena conocerse.

 

Actualmente no veremos gran parte de la mina. Sin embargo, aún hoy podemos ver algunos restos de canales, poblados y zonas de la explotación. También veremos las espectaculares montañas rojizas escarpadas por la acción del hombre, los robles, castaños y otros árboles (algunos centenarios), las cuevas y hasta podemos ver algunos animales específicos como el gato montés o el corzo. Recomendamos la visita de este entorno especial, ideal para hacer excursiones.

 

 

2. El Palmeral de Elche

 

 

Fotografía: Jose Carlos Díez – Wikimedia Commons

 

La pamera datilera es, para la religión musulmana, la unión del cielo y la tierra. Su ubicación frente a muchas ciudades es un símbolo de hospitalidad. Este tipo de palmerales, muy extendido en el norte de África, es, sin embargo, una rareza en las ciudades europeas. Por ello, el Palmeral de Elche , con más de 200.000 palmeras plantadas, es el palmeral más grande de Europa. El atractivo de este lugar es tal que cuando Elche fue conquistada por los Cristianos, el mismo rey Jaime I quedó tan fascinado que dictó distintas órdenes para protegerlo. La UNESCO también decidió incluirlo en su catálogo de Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000.

 

Podemos caminar o ir en bicicleta por una ruta muy asequible de alrededor de 3 km, apta para todos los públicos. También podemos visitar la palmera imperial, una especie extraña de palmera hermafrodita con siete vástagos enormes en forma de candelabro. El Palmeral de Elche ofrece la posibilidad de disfrutar de distintos huertos dedicados a este árbol además de un museo, que nos explica el origen de esta plantación, los sistemas de riego y la evolución de esta atracción mundial. En resumen, el palmeral es un buen jardínpara relajarse, para pasear con niños ( con áreas infantiles especiales para ellos) y con tu mascota.

 

 

3. El Paisaje Cultural de la Sierra Tramuntana

 

 

Fotografía: viechfisch - pixabay

 

Alejado de la Mallorca turística de guiris "gamba" buscando el sol, encontramos esta Sierra que cruza toda la isla por el noroeste. Es el noroeste, precisamente, el motivo de su nombre ya que la Tramontana es el viento que llega por esa dirección. En esta sierra encontramos la montaña más grande de Mallorca, el Puig de Massanella (1365 msnm). Pero lo que ha hecho que esta sierra esté incluida en el Patrimonio de la Humanidad desde 2011 es su conjunto natural y la vida que en ella se ha desarrollado. Acantilados de gran altura, pinares y encinares, pequeñas calas y atractivos pueblos conforman un tapiz de naturaleza con toques humanos de gran belleza que bien merecen ser visitados.

 

Si lo que buscamos es montaña, el Puig de Massanella es nuestro objetivo. Si buscamos pequeñas calas, podemos ir al caló d'en Monjo, cala Murta o la Playa de Formentor, entre muchas de las que encontraremos. Pero si buscamos pueblos tendremos bastantes opciones a visitar. Desde Andratx hasta Sóller, pasando por Valldemossa o Deià. Todas estas localidades tienen atractivos que ofrecernos, ya sea por su pasado más medieval (como Valldemossa) o por su aportación Modernista (como Soller). En todo caso, la esencia rural sigue presente en todos estos pueblos aunque no debemos olvidar que Mallorca es un gran destino turístico, de modo que encontraremos turistas en todos los sitios. Bueno, quizá si optamos por la montaña no.

 

 

 

Fotografía portada: cascalheira - pixabay

Read 302 times
Login to post comments