Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Japanese Portuguese Russian
Jueves, 12 Noviembre 2015 00:00

Los cuatro Parques Nacionales más importantes de España

Written by 
Rate this item
(1 Vote)

Seguimos con esta série de artículos que tratan de desglosar el Patrimonio de la Humanidad dentro de España. Esta vez os traemos los Parques Nacionales que se encuentran más importantes de España según UNESCO, y de los quince que tenemos solo incluye cuatro.

 

Puede que todos los parques nos parezcan similares. Sin embargo, los cuatro Parques Nacionales que ha escogido la UNESCO dentro de España gozan de singularidades que los diferencian de los otros. Cada uno tiene un fenómeno natural que lo hace más valioso, además de paisajes que no se asemejan en nada unos de otros, creando una diversidad impresionante. Para nosotros los turistas, esto nos ofrece un abanico de viajes de lo más variado, apto para todos los gustos y actividades.

 

Sin embargo, debemos recordar que son espacios únicos, por lo que estan muy protegidos. Aunque los amantes de los perros pensemos en ellos para viajar con nuestros amigos, desde Guiring consideramos que no son los lugares más adecuados ya que no los podemos dejar libres. Tampoco será el lugar de aquellos que deseen ir en bicicleta por cualquier especie de sendero o acampar donde apetezca. Pero estos inconvenientes son para un bien común, así que merece la pena respetarlos.

 

Vamos con el recuento:

 

1. Pirineos Monte perdido

Este espectacular Parque Nacional (fotografía portada) se encuentra en el Pirineo de Huesca. Su inclusión dentro del catálogo de la UNESCO se hizo en 1997, junto a su vecino, el Parc National des Pyrinees, con el cual contacta por el norte. En total, 30.639 hectáreas protegidas con un espectacular paisaje montañoso con naturaleza más típica de los alpes que de otros parajes de España. En él podemos encontrar circos glaciales, montañas que superan los 3000 msnm, ríos, saltos de agua, buitres, marmotas y un gran conjunto de flora.

 

Si lo que buscamos es hacer excursiones libremente siguiendo itinerarios por un paisaje de alta montaña e incluso dormir en refugios, esta es una buena elección. Por el discurren diversos caminos con distintas duraciones y dificultades que nos permiten desde caminar por un hermoso camino a llegar a la cima del más alto de sus montes, el Monte Perdido, con 3.355 msnm. Este parque cada año es visitado por más de 600.000 turistas, por lo que disponemos de una extensa red de alojamientos que van desde cámpings hasta alojamientos rurales. También hay diversos puntos turísticos interesantes como iglesias románicas o pueblos con reminiscencias medievales.

 

2. Parque de Doñana

 

Fotografía: Ultratomio - Wikimedia Commons

 

Este impresionante entorno natural ha sido calificado como la mayor reserva ecológica de Europa, además de ser el humedal de mayor importancia del continente, entre otros hitos. Por ello y por el gran número de animales que podemos encontrar, el parque ha sido protegido como Parque Nacional y Parque Natural por parte de España, y como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO. El Parque Nacional ocupa una extensión de 54.251 hectáreas, mientras que su entorno se ha protegido con la cualificación de Parque Natural, con una extensión de 53.385 hectáreas.

 

Lo impresionante del parque de Doñana, a parte de los paisajes naturales diversos que podemos encontrar, es su fauna. En él se encuentran un gran número de aves, algunas de las cuales están en peligro de extinción. También es el entorno ideal de otra especie en grave peligro de extinción, el lince ibérico. Junto a ellos también encontramos otros animales más comunes como los ciervos. Al estar en contacto con el mar, Doñana también es un lugar de peregrinación de tortugas y cetáceos.

 

El problema para nosotros, simples turistas, es que el parque tiene muy controladas las visitas, operando únicamente una empresa turística por todos los ecosistemas. Si deseamos visitarlos todos, debemos dirigirnos al Centro de Visitantes donde, mediante vehículos 4x4, haremos una visita de unas cuatro horas aproximadamente que merece la pena.

 

3. Parque Nacional del Garajonay

 

Fotografía: A.Stephan - Wikimedia Commons

 

Lo espectacular de este parque radica en el bosque de laurisilva, único en el mundo. Este tipo de bosque se mantiene siempre verde debido a la alta humedad. Además, esta humedad favorece la proliferación de especies vegetales determinadas además del fenómeno del gigantismo, un fenómeno natural que hace crecer a tamaños superiores de los habituales determinadas plantas. Es Parque Nacional desde 1981 y, además, también forma parte del Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO desde 1986. Este parque ocupa el 10% de la totalidad de la isla de la Gomera.

 

El Parque Nacional del Garajonay es una magnífica atracción turística si lo que deseamos es caminar por la espesura de un bosque prehistórico denso y verde. Al ser único en el mundo bien merece la pena perdernos por alguno de sus senderos o subir a alguno de sus miradores y ver el entorno. Si el día lo permite y superamos sus eternas nieblas, desde algunos miradores podemos ver la vecina isla de Tenerife, con el impresionante volcán Teide por encima de todo.

 

4. Parque Nacional del Teide

 

Fotografía: Edub - Wikimedia Commons

 

Si en cada parque hay un elemento que lo caracteriza como único, en el caso del Parque Nacional del Teide lo más importante es las zonas volcánicas y, en especial, el volcán del Teide. Este volcán, con sus 3.718 metros de altitud, es el pico más alto de España y el tercer volcán más alto del mundo. Su última gran erupción fue en 1798, por lo que el resultado es un magnifico entorno con diversos restos de esta actividad volcánica. El gran valor de esta belleza natural ha provocado que fuese protegido como Parque Nacional en 1954 y como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007.

 

 

Afortunadamente para los turistas menos en forma o más vagos, este parque es fácilmente visitable. Además, resulta muy fácil subir a gran altura del volcán gracias al teleférico que nos lleva hasta la altura de 3.555 msnm, es decir, nos deja solo a 163 metros de la cima. Cuidado, porqué los más entrenados también pueden hacerlo a pie a través de las distintas rutas o bien visitar entornos menos típicos del Parque Nacional del Teide.

 

 

Fotografía portada: Patrick Rouzet – Wikimedia Commons

Read 257 times Last modified on Jueves, 12 Noviembre 2015 19:18
Login to post comments